XI EDICIÓN MOOT MADRID

28/05/2019
Imagen de portada: Alumnos participantes en XI Moot Madrid

Por Marina Manzanares

La semana del 1 al 5 de abril se celebró en Madrid la fase oral del XI Moot Madrid. Se trata de una prestigiosa competición de arbitraje y derecho mercantil organizada por la Universidad Carlos III a la que acuden cada año Universidades de referencia tanto del plano nacional como internacional. En esta edición, seis estudiantes del Doble Grado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas tuvimos la oportunidad de representar a la Universidad de Zaragoza, superando las rondas generales y logrando el pase a la fase final.

 

De izquierda a derecha, Guillermo Royo Blasco, Pablo Júlvez Ibáñez, Paula Pérez Rubio, Paula Valencia Lafuente, Marina Manzanares Sanz y Carolina Artigot Pellicena, equipo de la Universidad de Zaragoza.

La fase oral es el último paso de esta exigente competición, cuya preparación comienza seis meses antes con la publicación del caso. En la presente edición, los estudiantes nos enfrentamos a un importante desafío dada la complejidad del supuesto, que abordaba el conflicto entre dos empresas del sector energético que habían suscrito un contrato de suministro de gas a largo plazo. Tanto los aspectos jurídicos como los económicos gozaban de entidad propia. Así, por un lado, además del contrato tuvimos que analizar diferentes convenciones internacionales, directivas y legislaciones internas. Por otro, estudiamos cómo diversas circunstancias (liberalización de un mercado, aparición de productos sustitutivos, desastres naturales, conflictos bélicos, etc.) podían afectar a la oferta y a la demanda del gas y, con ello, a su precio.

La primera parte de nuestro trabajo se vio plasmada en la redacción de los escritos de demanda y contestación. No obstante, el momento álgido de la competición llegó con la fase oral, en la que las habilidades de oratoria adquieren un papel fundamental. Ello incluye saber exponer los argumentos de forma clara y convincente, controlando no sólo su contenido sino también el tono, la pausa o el lenguaje corporal. Se requiere, además, demostrar un gran dominio del caso que permita desarrollar un discurso flexible y responder a las cuestiones planteadas por el tribunal.

La preparación, en especial de la fase oral, resulta clave. Para ello, el equipo ha contado durante todo el proceso con el apoyo de tres entrenadores (Guillermo Giménez, Francisco González y Jara Lumbreras), ex-alumnos del Doble Grado en Derecho y ADE y participantes en la edición anterior. Gracias a su trabajo, al esfuerzo del equipo y al apoyo de la Facultad de Economía y Empresa, la Universidad de Zaragoza ha conseguido posicionarse por segundo año consecutivo como una de las ocho mejores Universidades de la competición. A nivel individual, Guillermo Royo fue reconocido con el segundo premio al mejor orador.

Esperamos que estos éxitos animen tanto a la Universidad de Zaragoza como a futuros estudiantes a seguir participando en esta competición que, por un lado, mejora la visibilidad y la presencia de la Universidad y que al mismo tiempo permite que los estudiantes desarrollemos nuevas habilidades individuales y colectivas que, sin duda, serán de gran utilidad en nuestro futuro personal y profesional. 

 

 

Marina Manzanares Sanz