Generando confianza en el líder de un equipo de trabajo virtual

22/02/2019
Imagen de portada: Figuras grupo y líder

El avance de las tecnologías de la información y de la comunicación ha propiciado notables cambios en la gestión de los equipos de trabajo. En este sentido, la mayor parte de los equipos, en especial en el sector servicios, cuentan con instrumentos tecnológicos (e.g., mensajería instantánea, nubes de archivos, herramientas ofimáticas online) que junto con la mejora en la calidad de las comunicaciones (e.g., 4G) y la generalización del uso de smartphones y tablets, ha favorecido la aparición de equipos de trabajo que operan de forma virtual.
Sin lugar a dudas, la posibilidad de que los equipos puedan coordinarse y cumplir objetivos sin necesidad de estar sus miembros en el mismo lugar o en el mismo tiempo, permite que los proyectos se desarrollen con mayor celeridad y con la participación de capital humano de cualquier parte del mundo. Sin embargo, el devenir de los equipos de trabajo virtuales tiene importantes barreras, y entre ellas, destaca sobremanera el nivel confianza existente entre los miembros del equipo.


Los profesores Carlos Flavián y Miguel Guinalíu de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Zaragoza, junto al profesor Pau Jordán de ESIC Business & Marketing School, llevan varios años trabajando en relación con el papel de la confianza y la figura del líder de equipos de trabajo virtuales.
Según estos autores, la confianza en el líder de un equipo de trabajo virtual es un factor crucial en el éxito del equipo, existiendo una serie de elementos que favorecen una mayor confianza en el líder. En primer lugar, los autores señalan que el atractivo físico del líder aumenta la confianza del resto de miembros. Este resultado ha sido contrastado en otros contextos y disciplinas, como la psicología o el marketing político. Un resultado importante, pues en muchos equipos virtuales el atractivo de un miembro sólo puede ser percibido a través de avatares o conferencias online, lo cual podría hacer pensar que el cuidado de la imagen en estos entornos es una cuestión menor. En segundo lugar, la confianza en el líder viene determinada por el grado de empatía percibido en los comportamientos del líder, esto es, la capacidad del líder para comprender las emociones de los subordinados y el efecto de sus decisiones en éstos. En tercer y último lugar, los autores proponen que la justicia percibida en el comportamiento del líder también aumenta la confianza que se tiene en él. Es decir, se confía más en aquellos líderes que actúan con justicia en las relaciones con el resto de miembros del grupo. Al igual que ocurre en el caso del atractivo, la relevancia de la empatía y de la justicia pone de manifiesto que liderar un equipo virtual no significa que se pueda descuidar el trato con los subordinados, es más, posiblemente el hecho de que la comunicación sea virtual hace que cualquier pequeña señal percibida por el equipo tenga un efecto superior al observable en contextos offline, en los que las señales son mucho más numerosas.

Carlos Flavian, Miguel Guinalíu, Pau Jordán, (2018) "Antecedents and consequences of trust on a virtual team leader", European Journal of Management and Business Economics, https://doi.org/10.1108/EJMBE-11-2017-0043